Artículo / Viaje arquitectónico imaginario

Autor / Domingo García-Pozuelo

Una de las actividades más frecuentes de los arquitectos es viajar a ciudades para conocer y analizar sus monumentos históricos y así tratar de empaparse de su esencia, y deducir enseñanzas constructivas y estilísticas: algo así como una formación continua, pero desde el placer de la diletante observación de los edificios que nos legó el pasado.

Nuestro sedentario confinamiento actual. no nos permite estar en ningún lugar que no sean el recinto de nuestras propias casas, pero ello no nos impide, desde nuestra memoria, revivir lugares, edificios, o aquel deambular por rincones que nos hizo sentir el intrincado paisaje de muchas de nuestras urbes y las de otros países. E inmersas en ellas, los hitos de esos monumentos que se han convertido en la identidad de las mismas.

Esos tours arquitectónicos, ahora hibernados, es posible rememorarlos con el deseo de que será posible volver a realizarlos, y de los que guardamos la imagen de cuando, libremente, pudimos solazarnos en sus calles, en sus cafés y entre sus gentes.

Y para poder viajar de nuevo, sólo imaginariamente por ahora, por qué no acudir a esos souvenirs de diminuto tamaño, que representan a la arquitectura cuyo reclamo, es tantas veces motivo para iniciar el viaje, y del que a su regreso tantos recuerdos cultos conservamos.

Viaje arquitectónico imaginario: segunda etapa

Viaje arquitectónico imaginario: tercera etapa

Viaje arquitectónico imaginario: cuarta etapa

Fundación Cultural Arquitectos de La Rioja

C/ Barriocepo 40, 2ª Planta. 26001 Logroño / Tel. 941 28 68 82 - 941 28 68 84 / fundacion@coar.es / cultura@coar.es